Inicio Relato

Relato

"El rol del periodismo es el de entender, incluso cuando duele. Te podés encontrar con que el héroe de toda tu vida, al que tenés la posibilidad de entrevistar, es un pusilánime. Un periodista es más interesante cuanto más trabaje en contra de la comodidad. Si no, tu trabajo va a ser chatito, como vuelo de perdiz" -Leila Guerriero

Buena suerte

Las malas lenguas, por malas, por viperinas, se equivocaban. No era cierto eso de que el hombre había tenido tanta buena suerte. En cuarenta años de desgaste en loterías,...

Una de esas horas

Cuál es su cargo, Soy director de servicio, O sea, alguien que no conoce nada de la vida real Las intermitencias de la muerte José Saramago «¡Quién, quién me mandaría!», lamentó doña Piedad, funcionaria...

Trampa ergódica

A la manera de los astros que sin reposo efectúan constantemente su recorrido, no le está permitido detenerse ni ocuparse de lo suyo. -Séneca Antes de doblar en la esquina, se...

Como tú

Hace poco tiempo me preguntaron con qué instrumento me identificaba más… Siguiendo los dictados de una subida del ego, estuve a punto de responder: con uno de la familia...

Arenga del Mariscal Zamudio al Octavo Ejército de soldaditos de plomo

Dirigió su ejército en veintiséis batallas, en cinco guerras. Las ganó todas. Recibió la Legión al Mérito, la Orden de Oro, tres veces la Cruz de Honor, cinco veces...

C.T.

“Del verdugo podemos decir que estuvo a la altura de su difícil cometido”. Robert Walser Lumm yacía inmóvil en la cama. ¿Soñaba? Tenía consciencia de que no podría dormir. Desde la...

La última lágrima

Era tarde en la noche cuando se lo llevaron. Llovía. Llovía incesantemente. Hacía frío. Cuando di la vuelta para mirar hacia donde aún dormía el nenito me di cuenta...

Las flores del tiempo de la lluvia

Kan Imix Che, hijo de hijos de la nobleza Tutul Xiu y sacerdote que escribe pintando; alisa el amate sobre la piedra, con el filo de la misma mano...

La posada Sinfín

El viajero despertó bajo la copa del árbol. No recordaba el sueño, aunque le había dejado sabor a hierro entre los dientes. Sin embargo, debía seguir rumbo. Recogió el...

El favor

Los lunes llegaban como una patada en los huevos. El solo abrir los ojos era doloroso, después dos horas en metro, llegar a la oficina y ver la cara...

Síguenos

612FansMe gusta
104SeguidoresSeguir