Inicio Relato

Relato

"El rol del periodismo es el de entender, incluso cuando duele. Te podés encontrar con que el héroe de toda tu vida, al que tenés la posibilidad de entrevistar, es un pusilánime. Un periodista es más interesante cuanto más trabaje en contra de la comodidad. Si no, tu trabajo va a ser chatito, como vuelo de perdiz" -Leila Guerriero

Vaca

La palabra desierto tiene varios sentidos, el de la metáfora, el vacío ejemplar, dice Edmond Jabès a Marcel Cohen, en una entrevista que tuvo lugar en 1980 y años...

Los jueces deben estar locos

1961 Lo había pensado en aquella semana siempre conociendo la hora en que llegaba borracho y se acostaba en la hamaca. ¡Es hora! Ese maldito fue quien le disparó a...

¿Qué ha ocurrido el día de hoy?

Un niño asoma la cabeza por la ventana de su cuarto, observa un hombre con una canasta llena de paquetes de arepas. Un hombre camina apresurado porque aún le...

San Pablo y la mujer calva

Cuando las puertas de la iglesia se cerraron tras la inauguración del último proyecto, y el edificio quedó a oscuras, libre de fotógrafos, sin grabadoras ni copas de champán...

El favor

Los lunes llegaban como una patada en los huevos. El solo abrir los ojos era doloroso, después dos horas en metro, llegar a la oficina y ver la cara...

El comedor

Curiosa habitación el comedor. Desprovisto ya de su función original, ¿quién come hoy en día en el comedor de su casa?, se resiste y no se extingue. Todavía no....

Ojos de estrella

Entonces me miró. Yo no la conocía, pero sí la había imaginado incontables veces, y aunque la había confundido en otras ocasiones, estaba seguro de que esta vez ella...

Andar como los perros

—¿Dónde anda mi papá? —Mi hermano ni se inmuta, se queda viendo la tele con la cara pálida: no pestañea, la cabeza le caería muerta si no fuera por...

Una de esas horas

Cuál es su cargo, Soy director de servicio, O sea, alguien que no conoce nada de la vida real Las intermitencias de la muerte José Saramago «¡Quién, quién me mandaría!», lamentó doña Piedad, funcionaria...

El último pasajero

Era tarde, me dirigí con paso apresurado hacia la sala de reclamo de equipaje, me coloqué frente al carrusel que permanecía inerte. Escuché unos pasos y vi como un...